Reseña robot aspirador Kobold VR200

Yo una vez tuve un robot aspirador Kobold VR200… Pero la cosa duró poco. Apenas unas semanas. Me pusieron la miel en los labios y por fin, durante unos días logramos tener la casa libre de pelos de gato sin tener que estar pegados a la escoba todo el día. Y es que tener dos gatos persas y la casa limpia es todo un reto, ¡creedme!

Vorwerk y Madresfera nos ofrecieron testar el robot aspirador Kobold VR200 y evaluar bajo nuestro criterio si merece el sello de calidad madresférico. Y la verdad es que tenía muchas ganas de ver cómo funcionaban este tipo de aparatos y saber si se adaptaba a nuestras necesidades. Tengo varias amigas que tienen uno similar en casa y hablan auténticas maravillas de su ya casi miembro de la familia. Pero el hecho de vivir en una casa de tres pisos me hacía dudar sobre si se adaptaría o no.

A nuestra gata Hanna le pareció muy interesante y se mostró muy curiosa cuando lo vio. Pepe desde el primer momento hizo alarde de su carácter miedoso y no se acercó tan siquiera al aparato. Yo soñaba con presenciar en primera persona la famosa escena del gato paseando por toda la casa mientras el robot limpiaba, pero no ocurrió nada de eso. En cuantosee puso en marcha y empezó a hacer ruido, los dos gatos huyeron literalmente.

Robot aspirador Kobold VR200

Os cuento cuáles han sido nuestras impresiones en base a los criterios que nos han propuesto.

Facilidad de uso: Las instrucciones están en inglés, francés y alemán. En este aspecto, un punto negativo para la marca, es un aspecto a resaltar y aprovechamos para sugerir que por favor, incluyan el castellano en el manual de instrucciones. Aunque luego el uso no resulta complicado y es muy intuitivo. El robot sí tiene modo español y en Internet ya es posible.conseguir casi de todo, y buscando un poquito encontré el manual de instrucciones en español. Le damos un 4.

Eficacia: El robot aspirador Kobold VR200 cuenta con varios programas de limpieza. A nosotros nos daba siempre la sensación de que ¡la batería no duraba nada! Hasta que descubrimos dos cosas:

  • Con el modo ECO la autonomía del Kobold se multiplicaba exponencialmente.
  • Con los otros programas, cuando el robot se está quedando sin batería, interrumpe la limpieza y vuelve él solito a su base para recargar la batería. La limpieza es más profunda, lo que implica que tarda más y consume más batería. Lo cual no sería un problema si el aparato tuviera libertad de movimiento para poder regresar a la base de carga. ¿Qué ocurre? En nuestro caso, al vivir en una casa de tres plantas y tener que usar las bandas en el suelo para que nuestro nuevo amigo no se arrojara escaleras abajo, cuando se quedaba sin batería inmediatamente se interrumpía la limpieza. Nos tocaba acarrearla, bajar escaleras, ponerla a cargar, esperar, subir escaleras y volver a colocarla otra vez… Todo un despropósito. Una solución que se me ocurre (aunque ya a toro pasado) para esta cuestión podría haber sido cambiar la base de sitio en función de la planta en la que estuviera limpiando. Igualmente hubiera resultado un poco engorroso, pero hubiera podido ser una alternativa. En este aspecto valoramos al aparato con un 4, porque no lo terminamos de ver un sistema totalmente útil para una vivienda de varias plantas. Al menos no para dejarlo hacer de manera autónoma sin tener que estar pendiente.

En cuanto a la eficacia y resultados de la limpieza, la verdad es que nada que alegar: Aspira estupendamente todo, y deja los suelos muy bien. En la planta baja tenemos baldosa y en el resto de la casa parquet. El resultado es igual de satisfactorio.

Nivel de ruido: Acostumbrada a las aspiradoras convencionales, que se escuchan a cien metros de distancia…, el robot Kobold VR200, es un remanso de paz. Esto no quiere decir que no haga ningún ruido. Ruido hace, lógicamente. Pero soportable y dentro de unos niveles razonables. Si logran diseñar un robot aspirador completamente silencioso, me habrán conquistado para siempre. En este apartado le damos un 4.

Capacidad de batería: En nuestro caso ha sifo necesaria una carga adicional para que el robot lograra terminar el trabajo completo en toda la casa. Es decir, que con una carga no era suficiente. Como decía arriba, si se hubiera podido gestionar él sólo,volver a la base y continuar haciendo su trabajo, hubiera sido perfecto. Pero no es nuestro caso. Como además hemos usado el programa completo la batería venía a durar poco más de 30 – 35 minutos aproximadamente. En este aspecto, creo que es un punto a mejorar, ampliar la autonomía del robot aspirador. Por lo que en este aspecto le damos solamente un 3.

Limpieza del aparato: Fácil, fácil y fácil. ¡Y espantoso! Me explico. El robot aspirador Kobold VR200 te avisa cuando es necesario vaciar el filtro donde se recoge toda la suciedad que va aspirando. Sólo hay que levantar una pequeña tapa, extraer el pequeño contenedor donde se va almacenando y vaciarlo. Parece mentira toda la porquería que se puede llegar a acumular. Me quedé tan asustada que no pude resistirme a hacer una foto a semejante bloque de polvo. Una vez vaciado el filtro, vuelta a su sitio, cerramos tapita y a seguir paseando por la casa absorbiendo. En este sentido la valoración es de un 5, sin ninguna duda.

Robot aspirador Kobold VR200 limpieza

Desde aquí instamos a las señoras y señores ingenieros a que le den un par de vueltas a la cabeza y diseñen un robot aspirador que suba y baje escaleras… ¡Sería perfecto! 😉

¿Qué opináis? ¿Le damos el sello de calidad al robot aspirador Kobold VR200?

2 thoughts on “Reseña robot aspirador Kobold VR200

Deja tu huella en este post